España ilusionó en su último amistoso, y ya está en Sudáfrica

Instantánea del amistoso contra Polonia

Tras los amistosos que enfrentaron a los nuestros contra Arabia Saudí y Corea del Sur, en los que los hombre de del Bosque no estuvieron todo lo acertados ni fluídos como nos tienen acostumbrados, España por fin volvió a demostrar que es una de las claras favoritas para hacerse con el trofeo del Mundial.

La víctima esta vez fue Polonia, a la que ‘la roja’ venció por seis goles, y en un partido en el que destacó por encima de todos un hombre: Andrés Iniesta, que fue el jugador más destacado del conjunto hispano. Lamentablemente, el de Albacete sufrió una leve lesión, que le mantendrá como duda en el partido de debut contra Suiza, el próximo miércoles 16.

No obstante, estos partidos amistosos han servido para mucho. Hemos podido ver a los nuevos en la Selección, que parece que llevaran jugando juntos años. Jugadores como Pedro (Pedrito), Busquets, Llorente o Navas, se han adaptado a la perfección al juego de la Selección. Además, hemos podido ver a España ganar en el último minuto contra Arabia, también hemos disfrutado de Jesús Navas, con su golazo ante Corea, y por último, la buena noticia del regreso de Fernando Torres, que reapareció y marcó contra Polonia.

Un servidor no es partidario de la euforia y, es más, el camino hacia el triunfo no va a ser nada fácil. Pero creo que si España quiere ganar su primera Copa del Mundo, debe hacerlo con todas sus consecuencias, y si para ello tiene que derrotar a las mejores del mundo que así sea. Estamos viendo cómo las primeras jornadas del Mundial están resultando algo defraudantes (a excepción de Alemania, que ayer derrotó a Australia). Dos de las favoritas, como Argentina e Inglaterra ya han debutado, y lo han hecho casi sin pena ni gloria. Los de Maradona sólo consiguieron un triste 1-0 contra Nigeria, y la Inglaterra de Capello empató contra Estados Unidos, tras un terrible error del guardameta Green, sin duda una cantada que pasará a la historia de los mundiales.

Mientras tanto, y a la espera de ver cómo están otros posibles rivales como Holanda, Italia, Brasil o Portugal, España no debe amilanarse ante sus rivales, y sabe que tiene que jugar tal y como sabe para llegar a la final.

Río de Janeiro, sede oficial de los JJ. OO. en 2016

Ya ha pasado un tiempo desde que se conoció la noticia, pero aquí queríamos hacernos eco de las repercusiones, opiniones y declaraciones que ha habido al respecto.

Como todos ya sabemos Río de Janeiro será la sede que albergara finalmente los Juegos Olímpicos de 2016. En el primer corte se dejó atrás a Chicago, que nunca presentó una candidatura solida pero al estar alabada por Obama, el presidente de Estados Unidos, creíamos que había cogido suficientemente consistencia para considerarla una digna competidora, como es obvio nos equivocamos.

En la segunda manga fue Tokio la que cayó que a pesar de tener una presencia un poco más sólida, y sobre todo por no contar con el beneplácito del público que se mostraba en contra de ser candidata oficial de los Juegos Olímpicos. Y por fin, después de cuatro años España llegaba a la gran final junto a Río de Janeiro. Se supone que Madrid 2016 tenía mejores condiciones, infraestructuras pero sin embargo fue la brasileña la que se llevo el gato al agua.

Digan lo que digan los comisarios del COI (Comité Olímpico Internacional), lo cierto es que muchos son los factores que han podido influir a la hora de otorgar a Río ese privilegio. Lo hizo por ejemplo a favor suyo, la repetida rotación de continentes, que a pesar de que se muestran impasibles en afirmar que no es importante sabemos que ha sido un factor posiblemente decisivo en la decisión final. Se trata de una potencia emergente, que jamás ha albergado ningunos Juegos Olímpicos (refiriéndome a Latinoamérica), otro punto a su favor. Figuras muy destacadas que apoyaron este sueño han sido Pele o Lula da Silva, el presidente del país.

Sin embargo queda algo de resquemor en el corazón de los españoles, que teníamos una buena corazonada. Algo sigue inmovible en nuestra mente: si España poseía la candidatura más solida, mejor presentada, con mejores infraestructuras y el apoyo mayoritario de la población ¿por qué no hemos ganado? ¿qué nos ha faltado para convertirnos en la siguiente sede de los Juegos Olímpicos? y otra pregunta importante ¿lo volveremos a intentar en 2020?

Brasil campeona, España tercera

La selección canarinha se hizo con su tercera Copa Confederaciones

Los componentes de la Selección Brasileña celebran la consecución de la Copa Confederaciones 09

Los componentes de la Selección Brasileña festejan la consecución de la Copa Confederaciones '09

Finalmente la Copa Confederaciones llegó a su culminación. El pasado domingo la selección entrenada por Dunga se alzó con la victoria de un torneo que al final consiguió sorprendernos a todos. Desde este blog un servidor ha criticado en numerosas ocasiones esta competición, y en parte mantengo mi idea. No obstante rectifico porque, en contra de lo que pensaba, esta Copa Confederaciones sí ha sido capaz de sorprendernos. Más bie ha sido el combinado estadounidense el que ha puesto algo de emoción.

Estados Unidos pasó prácticamente inadvertido durante la ronda de clasificación, pero acabó protagonizando una de esas carambolas que a veces se dan en este deporte llamado fútbol. Pero un hito aún más importante para los americanos fue conseguir derrotar a España, actual campeona de Europa, en semifinales. Paso a paso, y contra todo pronóstico, Estados Unidos se vio en una final, en la que plantó cara, y de qué manera, a la siempre mítica selección brasileña. Los ‘yanquis’ consiguieron ponerse 2-0 frente a Brasil, pero la selección canarinha, sin apenas desmelenarse consiguió remontar y hacerse con su tercera Copa Confederaciones.

Por tanto, hemos hacer autocrítica todos aquellos que advertíamos de lo ‘aburrido’ e ‘innecesario’ de este torneo. Yo, por mi parte, retiro lo dicho. Y ya, barriendo para casa, creo que esta Copa Confederaciones debe permanecer en el recuerdo de los aficionados españoles, así como en el de los jugadores de la roja. Porque si algo nos ha enseñado nuestra experiencia en Sudáfrica es que ya no somos ese gigante imbencible (que, cosas del destino, ya no es número 1 en el ranking FIFA). Pienso que el baño de humildad recibido por parte de Estados Unidos, nos será muy útil de cara al futuro y, más concretamente, de cara al Munidal del próximo año. Hablando de los nuestros en el partido por la honrila, conseguimos ser terceros, no sin surir una prórroga ante los anfitriones sudafricanos.

Once titular de la Selección Española en la pasada Eurocopa

Once titular de la Selección Española en la pasada Eurocopa

Sin duda, Güiza supo reivindicarse con dos goles, uno de ellos una auténtica maravilla; y por su parte, Vicente del Bosque debería plantearse la estrategia a seguir al frente de esta selección, aunque también es cierto que a España le faltaban dos pilares como Iniesta o Senna, y que jugadores como Silva o Cazorla no estaban en sus plenas facutades.

Así pues, las conclusiones que nos deja esta Copa Confederaciones, son que sí supo entretener al vulgo, que el fútbol en Estados Unidos está en fase de expansión, que Brasil siempre será Brasil, y que esto sólo ha sido un aperitivo de lo que nos espera en el Mundial de 2010, en la que todos esperamos que nuestra selección esté a la altura de las expectativas.

El día en que España despertó de su sueño

Ni Egipto, ni Italia… Estados Unidos es la revelación en la Copa Confederaciones, tras derrotar a España y clasificarse para la final

Iker Casillas se lamenta, al igual que la afición española

Iker Casillas se lamenta, de la derrota de la Selección en el partido de ayer

Los españoles habíamos perdido la costumbre. El maravilloso juego que nuestra selección de fútbol ha venido realizando en los dos últimos años nos ha mantenido en una nube durante 35 partidos invictos. Pero esa racha se rompió ayer, y no porque los nuestros no le pusieran empeño, sino porque esta vez, la suerte de campeón no estuvo de nuestro lado. Si alguien se hubiese aventurado a decir que Estados Unidos iba a ser la sorpresa en esta Copa Confederaciones, seguramente se le habría tachado de loco. Pero es cierto, los ‘yanquis’ están en la final.

Si creíamos que la mayor sorpresa ya la dio Egipto al derrotar a Italia, estábamos muy equivocados. Y es que una carambola de este sorprendente deporte llamado fútbol, hizo que Italia perdiera frente a Brasil, y que Estados Unidos, con 3 goles ante Egipto, consiguiera la carambola de pasar a semifinales. ‘El fútbol es asín’, ‘no hay rival pequeño’… todos los tópicos se quedan pequeños ante el combinado estadounidense, que ha demostrado que en aquél país, aparte de al baloncesto y al baseball, también saben darle al balompié. Ayer, dos llegadas al área de España, con sendos fallos en nuestra defensa, hicieron que el ‘tiqui-taca’ de la roja no valiera para nada. Dos goles exactamente, el primero de Altidore en la primera parte, y el segundo de Dempsey, ya en los segundos 45 minutos. Ambos tantos fueron fruto de un organizado juego a la contra de Estados Unidos, y que consiguió poner nerviosa a la zaga española, que cometió dos clamorosos fallos en las dos jugadas de gol. Aún así, España no arrojó la toalla, y gozó de numerosas ocasiones, que siempre se toparon con la defensa ‘yanqui’, o con las manos del guardameta Howard, magnífico en el día de ayer.

A pesar del fiasco que nos hayamos podido llevar, quisiera sacar algo positivo de esta derrota. Quizá hemos cometido un gran error, el viejo error de vender la piel del oso antes de cazarla, proque todos en nuestro país daban por hecho la victoria de la selección en este campeonato de talla menor, en el que parecía que los únicos rivales ‘decentes’ para los nuestros iban a ser Italia y Brasil. Tal ha sido el desinterés, o la seguridad de dar por hecho esto por parte de los medios, que en lugar de ocuparse de la información de la selección, han optado por informar de fichajes, o del pique entre Joan Laporta y Florentino Pérez. Por otro lado, pienso que esta derrota nos va a venir bien, porque nos ha hecho ver que jugar bien (como ayer hizo la selección española), no es una ciencia exacta para lograr siempre la victoria. Tenemos que asumir que todos los equipos, a partir de ahora, van a tratar de derrotar a España, porque es la que, a día de hoy, juega mejor al fútbol. Y también tendremos que acostumbrarnos a que nuestros rivales traten de blindar sus porterías, y jugar a la contra, como hizo Estados Unidos ayer. ¿Dónde está lo positivo en todo esto? Pues en suministrar, tanto a los jugadores como a los aficionados españoles, una dosis de humildad. No quiero decir con esto que nos mereciéramos esta lección, todo lo contrario, España mereció ganar el partido de ayer, por el homenaje al fútbol que supone el juego de los nuestros. Pero aún así, creo que esta derrota puede resultar muy constructiva de cara al Mundial del próximo año, y en el que estoy convencido de que España llegará lejos, volviendo a deslumbrar a todo el mundo. ¡Hasta el próximo año Sudáfrica, la revancha será nuestra!

La sorpresa la dio Italia… o Egipto

Antes de nada, quiero perdir disculpas por el retraso en informaros acerca de la evolución de la Copa Confederaciones (la época de exámenes, ya se sabe…). A continuación os informamos de los resultados de los últimos partidos jugados (la segunda jornada de la Copa)

Egipto humilló a la campeona del mundo

Egipto humilló a la campeona del mundo

En resumidas cuentas, y en contra de lo que muchos escépticos esperaban (entre los cuales me incluyo), sí hubo sorpresa en la Copa Confederaciones. Y la sorpresa tiene nombre de país, y trae con ella ilusión: Egipto, en representación del continente africano (aparte de Sudáfrica). Y es que los italianos no supieron reaccionar al gol del egipcio Homos, a pesar de que contaron con numerosas ocasiones ‘cantadas’. En el otro partido de este grupo, Brasil goleó a Estados Unidos con tres goles, dejando la clasificación de la siguiente manera: líder Brasil, segunda Italia (por la diferencia de goles), tercero Egipto (empatado a puntos con Italia), y colista Estados Unidos, aún sin puntuar.

Los partidos del grupo de España, se saldaron con una nueva victoria de la roja, aunque esta vez el juego de los nuestros no fuera todo lo brillante a lo que nos tienen acostumbrados, pero un gol de Villa, rematando de cabeza un excepcional centro de Capdevila (que está descatacando especialmente en este torneo), bastó a los hombres de Vicente del Bosque para asegurarse el pase a semifinales. En el otro partido, Nueva Zelanda volvió a perder, esta vez ante los anfitriones, Sudáfrica, por 2-0.

En definitiva, la sorpresa puede saltar en la Copa Confederaciones en los próximos días. Por nuestra parte, la selección española tratará de igualar el récord de 35 partidos invictos, en un partido en el que ya no nos jugamos nada, ante Sudáfrica, hoy a las 20:30.

Brasil e Italia cumplen las expectativas

Mientras que Italia supo remontar un gol en contra, la selección ‘canarinha’ se complicó un partido que tenía de cara y que acabó ganado de penalti

Rossi y Kaká, los salvadores de sus selecciones en la jornada de ayer

Kaká y Rossi, los salvadores de sus selecciones en la jornada de ayer

En el día de ayer se completó la primera jornada de esta Copa Confederaciones, con los partidos del segundo grupo, del que saldrá el rival de España en la semifinal. No hubo sorpresas, y tanto Italia como Brasil, cumplieron con lo esperado, aunque no sin sobresaltos.

La tarde se abría con el partido que enfrentó a Brasil y a Egipto. Comenzó marcando Brasil a los cinco minutos de partido, con una buena acción de cara a la galería de Kaká (en el que ayer había muchas miradas puestas). Sin embargo, la alegría duró poco en la selección de Dunga, porque sólo tres minutos después, Zidan igualaba el marcador para Egipto. Ya se podía ver que la tarde no iba a ser fácil para Brasil, aunque un gol de Luis Fabiano y otro de Juan, dejaban el partido práctiamente sentenciado de cara al descanso. Pero todo esto no era más que en teoría, porque en la reanudación del partido Egipto, en apenas dos minutos, supo volver a poner las tablas en el marcador con un gol de Shaky, y otro más de Zidan. Desde ese momento, el partido se tornó en lento y torpe, Brasil no conseguía encontrar el gol de la victoria, que tuvo que llegar ya en el tiempo de descuento,  en forma de penalti provocado por mano en el área de Muhamadi. Kaká fue el encargado de transformar la pena máxima, y que daba a Brasil tres puntos inmerecidos.

El otro partido fue el disputado por Italia y Estados Unidos. En esta caso la escuadra ‘azzurra’ tuvo que remontar un gol de penalti del estadounidense Donovan, en la primera parte. A pesar de jugar con uno menos desde el minuto 32 por la expulsión de Clark, Estados Unidos demostró ayer ser un digno rival que supo plantar cara a la actual campeona del mundo. Los norteamericanos no supieron aprovechar las ocasiones que tuvieron ante Buffon, y eso les impidió ganar el partido. Italia no vio puerta en toda la primera parte, y tubo que esperar a los segundos cuarenta y cinco minutos para remontar el partido, gracias a un nombre propio: Rossi. Italia salió tocada en la segunda mitad, con falta de inspiración, y sin encontrar su sitio en el terreno de juego. Afortunadamente, Rossi saltó al terreno de juego en sustitución de Gattuso, y se convirtió en la pieza clave que revolucionó el partido. Paradójicamente Rossi,  estadounidense de nacimiento,  ayer se convirtió en verdugo de los ‘yankees’, y lo hizo empatando el partido cun un gran lanzamiento desde fuera del área, imparable para el guardameta de Estados Unidos. Este gol desestabilizó el juego de los norteamericanos, y las ocasiones para la selección entrenada por Lippi se sucedieron, hasta que De Rossi adelantó a Italia alrededor del minuto 70. Pero era la noche de Rossi, y a pesar de que Estados Unidos encerró a Italia en su mitad del campo durante los veinte minutos restantes, el jugador del Villarreal culminó una magnífica jugada de Pirlo, poniendo el 3-1 en el marcador, y situando a la escuadra ‘azzurra’ líder del grupo.

Y ahora, un poco de opinión. Ayer ya hablé del escaso interés que despierta esta competición. Pues bien, tras ver los partidos del día de ayer, he de desmentirme en parte. Sigue siendo una competición de ensayo, sin apenas alicientes, pero que ayer nos dejó buenos momentos, sobre todo a los aficionados egiptos y estadounidenses, que pudieron ver a sus selecciones plantando cara a dos grandes selecciones. Perro mientras en este segundo grupo parece que puede haber emoción, es como si en el grupo de España estuviera ya todo vendido. Quizá lo que falle sea la forma de elegir a las selecciones que compiten por hacerse con esta Copa (que recuerdo enfrenta a los campeones continentales, el campeón del mundo, y al país organizador). No obstante, estoy convencido de que en semifinales y la final, será donde veamos grandes partidos (aparte del que enfrentará a Brasil e Italia en la fase de grupos). Hasta entonces, queda esperar. Mañana nueva jornada, con los partidos España – Irak (a las 16:00), y Sudáfrica – Nueva Zelanda (a las 20:30), de los que hablaremos en Columna Crítica.

La Selección Española se pasea en Sudáfrica

Los hombres de Vicente del Bosque golean  y vuelven a  ilusionar a la afición española, ante una débil Selección neozelandesa

Fernando Torres celebra uno de los tres goles conseguidos en el día de ayer

Fernando Torres celebra uno de los tres goles conseguidos en el día de ayer

Diecisiete minutos. Este es el tiempo que duró el partido de ayer en la primera jornada de la Copa Confederaciones, y que enfrentó al combinado nacional español, con la Selección de Nueva Zelanda. El hattrick de un atinado Fernando Torres dejó sentenciado un partido en el que la Selección Española volvió a demostrar que, a día de hoy, es la mejor del mundo. Vale que el rival no era un grande, pero, lejos de bajar los brazos cuando se adelantó en el marcador, los hombres de Vicente del Bosque continuaron fieles al estilo de juego que vienen desarrollando desde hace ya dos años, y que deslumbró a toda Europa la pasada Eurocopa. El resultado: una nueva goleada, tres puntos para la fase de grupos y seguir superando cifras históricas: Villa alcanzó ayer a Hierro como segundo máximo goleador de la Selección, y ya se coloca a sólo 15 goles de la marca registrada por Raúl (44 gles con la roja); y por su parte, el seleccionador sigue siendo imbatido desde su debut al frente de los nacionales.

Como ya se ha dicho antes, el partido tuvo poca historia. Tres tantos de Torres (el primero de ellos un auténtico golazo, desde la frontal del área), un gol de Fábregas, regalo de un inspiradísimo Capdevila (hay quien rumorea que está llamando a las puertas del Real Madrid), y otro gol más del ‘guaje’ Villa, fruto de un clamoroso fallo de la defensa neozelandesa. Aún con el partido de cara,  y en contra de lo esperado, el seleccionador no se aventuró a hacer experimentos dando minutos a jugadores como Mata, Pablo Hernández o Busquets. Los cambios que hizo fueron naturales, y pudimos disfrutar también con Arbeloa, Silva y Cazorla.

En definitiva, prueba superada en el debut en esta Copa Confederaciones, que ayer celebró su primera jornada, con otro partido más aparte del 5-0 de España, el Sudáfrica – Irak, que acabó empate a cero y en el que el equipo del país organizador gozó de numerosas ocasiones para haber podido sumar tres puntos. Este grupo queda ahora liderado por España, con tres puntos, seguida de Sudáfrica e Irak (con un punto cada uno), y Nueva Zelanda que no puntuó. Hoy será el turno para el otro grupo de la Copa Confederaciones, con los partidos Brasil – Egipto, y Estados Unidos – Italia.

Tras haber sido objetivo, y haberles narrado lo acaecido en el día de ayer, me gustaría que me permitieran ahora  realizar una pequeña reflexión. Desde mi punto de vista, la Copa Confederaciones es un toreno menor, un torneo de prueba para el país organizador (en este caso Sudáfrica), para calibrar y testar sus instalaciones y servicios de cara al Mundial de 2010 (que se celebrará también en el país africano), y créanme, lo veo bien, con buenos ojos. Sin embargo, los aficionados no somos tontos (me incluyo entre ellos), y somos conscientes de que hasta la llegada de semifinales y la final (como ya he dicho anteriormente, teóricamente ante Brasil e Italia) esta competición no enganchará realmente a los españoles, más preocupados por el mercado de fichajes y en saber dónde jugará Villa la próxima temporada.  Por otro lado, es curioso ver cómo ‘Telecinco’ ha tratado de crear espectación con la campaña que se viene realizando desde hace un mes: ‘La Leyenda Roja’. Pero a esta campaña (intento de repetir el éxito del ‘Podemos’ llevado a cabo por Cuatro el pasado año) le falta algo de gancho. Aún así, la cadena de Fuencarral consiguió ayer liderar el ‘prime time’ con un 29,2%.

Tras todo esto, sólo me queda decir que no se preocupen, porque desde Columna Crítica seguiremos informando, tanto de la Copa Confederaciones, como del mercado de fichajes. Todo ello acompañado de nuestras opiniones, reflexiones y puntos de vista, que son el ‘leit motiv’ con el que fue creado este blog; unas opiniones que ustedes podrán rebatir siempre que lo deseen, porque es otro de los objetivos que desde Columna Crítica perseguimos. ¡Anímense!