España ilusionó en su último amistoso, y ya está en Sudáfrica

Instantánea del amistoso contra Polonia

Tras los amistosos que enfrentaron a los nuestros contra Arabia Saudí y Corea del Sur, en los que los hombre de del Bosque no estuvieron todo lo acertados ni fluídos como nos tienen acostumbrados, España por fin volvió a demostrar que es una de las claras favoritas para hacerse con el trofeo del Mundial.

La víctima esta vez fue Polonia, a la que ‘la roja’ venció por seis goles, y en un partido en el que destacó por encima de todos un hombre: Andrés Iniesta, que fue el jugador más destacado del conjunto hispano. Lamentablemente, el de Albacete sufrió una leve lesión, que le mantendrá como duda en el partido de debut contra Suiza, el próximo miércoles 16.

No obstante, estos partidos amistosos han servido para mucho. Hemos podido ver a los nuevos en la Selección, que parece que llevaran jugando juntos años. Jugadores como Pedro (Pedrito), Busquets, Llorente o Navas, se han adaptado a la perfección al juego de la Selección. Además, hemos podido ver a España ganar en el último minuto contra Arabia, también hemos disfrutado de Jesús Navas, con su golazo ante Corea, y por último, la buena noticia del regreso de Fernando Torres, que reapareció y marcó contra Polonia.

Un servidor no es partidario de la euforia y, es más, el camino hacia el triunfo no va a ser nada fácil. Pero creo que si España quiere ganar su primera Copa del Mundo, debe hacerlo con todas sus consecuencias, y si para ello tiene que derrotar a las mejores del mundo que así sea. Estamos viendo cómo las primeras jornadas del Mundial están resultando algo defraudantes (a excepción de Alemania, que ayer derrotó a Australia). Dos de las favoritas, como Argentina e Inglaterra ya han debutado, y lo han hecho casi sin pena ni gloria. Los de Maradona sólo consiguieron un triste 1-0 contra Nigeria, y la Inglaterra de Capello empató contra Estados Unidos, tras un terrible error del guardameta Green, sin duda una cantada que pasará a la historia de los mundiales.

Mientras tanto, y a la espera de ver cómo están otros posibles rivales como Holanda, Italia, Brasil o Portugal, España no debe amilanarse ante sus rivales, y sabe que tiene que jugar tal y como sabe para llegar a la final.

Anuncios

Adiós a un grande de la política en Europa

Oskar Lafontaine

El pasado sábado se dio a conocer una noticia en Alemania que es la retirada de la política de Oskar Lafontaine, debido al cáncer que actualmente sufre, ex socialdemócrata y actual líder del partido La Izquierda Die Linke, anunció una doble retirada como presidente de esta formación y diputado del Parlamento federal (Bundestag), miembro del Partido Social Demócrata (SPD) desde 1966, entre 1974 y 1976 fue segundo teniente de alcalde de Saarbrücken, y posteriormente burgomaestre (alcalde) desde 1976 hasta 1985, en 1987 fue elegido vicepresidente del SPD y candidato a la Cancillería Federal en las elecciones legislativas del 2 de diciembre de 1990, que no obstante supusieron la reelección de Helmut Kohl. En 1995 fue elegido Presidente del SPD, protagonizando un giro total de su partido hacia una oposición firme contra el entonces Canciller democristiano Helmut Kohl, Lafontaine en las elecciones en los lander cambió el estilo del SPD desmarcándose del bipartidismo entre la derecha y la izquierda en Alemania, reacción que le hizo ganar bastantes votos.

Gerhard Schroeder, Canciller de Alemania entre 1998 y 2005

Representante de las esencias izquierdistas del partido y valedor de la corriente nuevo keynesianismo en materia económica, Lafontaine aspiraba a la nominación por el SPD para hacer frente a Kohl en las elecciones de 1998, pero los magníficos resultados obtenidos por Gerhard Schröder para el partido en las estatales del lander de  Baja Sajonia  proyectaron a este dirigente regional como líder que el SPD necesitaba para poner fin a 16 años de gobierno democristiano en Alemania, finalmente los socialdemócratas ganaron las elecciones de septiembre de 1998 y Lafontaine fue nombrado Ministro de Finanzas del primer gobierno de Gerhard Schröder, ya en el ministerio de finanzas acusó la Unión Económica Monetaria de la UE de ser antisocial, recortó las competencias del Bundesbank, generó malestar en la patronal alemana amenazando con poner nuevos impuestos, estas acciones generaron que las autoridades monetarias europeas reaccionaron con indisimulado malestar, sus constantes  salidas de tono de Lafontaine en política interior y exterior en los últimos meses de 1998 y primeros de 1999, permitían intuir la sórdida lucha interna con el canciller Schröder posteriormente viendo la crisis de confianza que había contra él, el 11 de marzo de 1999 renunció a todos sus cargos gubernamentales y de partido por tachar de liberales las medidas adoptadas por el gobierno germano.

Die Linke, partido de Lafontaine

Desde entonces se fue alejando categóricamente de los dictámenes su partido, fue una de las voces más críticas por la izquierda dentro del SPD contra las reformas sociales contra la jornada laboral, el seguro de desempleo, la sanidad y los derechos de los trabajadores efectuadas por el gobierno de Schroeder. Estas críticas hicieron que Lafontaine abandonara el SPD tras 30 años de militancia en 2005, es este mismo año anunciaba que era candidato la WASG en las listas del Partido de la Izquierda en las elecciones de septiembre de 2005, este partido se fusionaría más tarde en 2007 con El Partido de la Izquierda, heredero directo del Partido Socialista Unificado de Alemania (Sozialistische Einheitspartei Deutschlands, SED), el partido oficialista de la RDA entre 1949 y 1990, el nuevo partido se denominaría Die Linke (La izquierda), grupo político que en las últimas elecciones generales celebradas en 2009 obtuvo un 11,9% de los votos aumentando su representación considerablemente, Die Linke está ideológicamente hablando a la izquierda del SPD, defienden un antimilitarismo radical, rechazando todas las misiones de las Fuerzas Armadas Alemanas (Bundeswehr) en el extranjero, tienen una gran disconformidad con la OTAN, es uno de los partidos más votados en el este de Alemania, con representación en todos los parlamentos regionales mientras que en el oeste está representada en Bremen y, desde 2008, también en Hesse, Baja Sajonia y Hamburgo. Lafontaine con Die Linke se había ganado desde que está la actual crisis mucha fama ya que sus medidas de regular el sector financiero, gravar las transacciones internacionales le hicieron ganar credibilidad ya que todavía hay muchos socialdemócratas que lo tachan de traidor por haberlos abandonado.

Representacion de Die Linke en los parlamentos de los Lander

Bajo el liderazgo de Lafontaine en Die Linke, la izquierda en Alemania dejó de ser una fuerza arrinconada en la antigua Ex-RDA, para consolidarse como formación sólida en la mitad oeste del país, la Izquierda se ha alimentado de la persistente caída de votos del SPD debido a su política centrista  en los últimos comicios tanto a nivel nacional como regional en los lander, por todo esto Oskar Lafontaine ha sido el verdadero motor de ese impulso y obstáculo para todo acercamiento o colaboración con los socialdemócratas, ahora con su retirada se abre una gran incógnita en Die Linke, su sucesor continuará la senda que abrió Lafontaine o imperará en el partido personalidades con ganas de reformarlo, con lo que abriría un gran cisma entre los fieles a Lafontaine y los reformistas, esta lucha se tradujo hace unos meses en la renuncia del secretario general, Dietmar Bartsch.

Con su marcha se va el referente de la izquierda en Alemania, a la vez que se va uno de los grandes políticos que ha dado la socialdemocracia germana en los últimos treinta años, va a ver un vacío que va a ser difícil de reemplazar, el Napoleón del Sarre con sus críticas constructivas hacia la socialdemocracia son irremplazables, deberían aprender de su manera humana y realista de ver la economía y la política el SPD si quieren verse en un futuro en la cancillería alemana.

Dos desconocidos sin experiencia al mando de la UE

Van Rompuy, presidente permanente del Consejo Europe

Dos desconocidos llevaran la representación exterior de la UE, digo dos desconocidos quitando que casi nadie los conoce en Europa ya que no tienen ninguna experiencia en política exterior y nadie los conoce fuera del entorno burocrático de Bruselas, concretamente los elegidos han sido el premier belga, Herman Van Rompuy, que será presidente permanente del Consejo Europeo; y la comisaria europea de Comercio, Catherine Ashton, que sustituirá a Javier Solana como Alta Representante de Política Exterior. Estos nuevos rostros han decepcionado bastante a muchos políticos y diplomáticos ya que no supone un aire nuevo a las instituciones europeas, han sido designados por ser los candidatos que menos suspicacias ni problemas iban a causar entre los diversos Estados miembros, hasta su votación ha resultado muy extraña ya que en muy contadas ocasiones hay una unanimidad de todos los Estados miembros de la UE para elegir un cargo de gran responsabilidad. Estas cosas son las que hacen que la gente crea menos en las instituciones de la UE ni vayan a votar en sus elecciones ya que creen acertadamente que lo que piensen ellos va a ser decisivo en Europa.

Catherine Ashton, Alta Representante de Política Exterior de la UE

Van Rompuy que llevaba hasta el otro día diez meses como primer ministro de Bélgica, un hombre que no quería ni gobernar el conflictivo país que es Bélgica con sus problemas internos entre francófonos y flamencos, político xenófoba que odia a los musulmanes y niega la entrada de Turquía en la UE, ahora le ponen a gobernar a los Veintisiete, tarea mucho más complicada y difícil por la gran diversidad de opiniones que hay, es un político muy discreto que veo muy raro que sea el autentico líder que necesita ahora mismo la UE frente a la China de Hu Jintao y EEUU de Obama que son los líderes del mundo en la actualidad, es un político de bajo perfil por lo que si no cambia, será una institución la suya, la de presidente permanente de la UE al servicio de Alemania y Francia, respecto a Ashton la han elegido sobre todo por el hecho de que es mujer, y es conocido la gran presión que ha tenido las UE para que tengan mujeres en los altos cargos, esta laborista inglesa no tiene experiencia previa en política exterior, es increíble que ahora la pongan al frente de la diplomacia europea, y sobre todo siendo del Reino Unido, país que no destaca por su europeísmo y no está ni en la zona Euro ni en el espacio Schengen, es como he leído en varios medios de comunicación, le han dado a los británicos la tutela de la diplomacia europea, todo un regalo a Londres que vio como su candidato Blair debido a su ego y a su participación en Iraq no gustaba mucho en Bruselas.

La reunión que ha tenido lugar para elegir a estos dos altos cargos parecía la elección del emperador en la Antigua Roma, un sitio donde se elegía a gente sin tener la más mínima experiencia, y con una total falta de transparencia sobre el que ha primado la relación franco-alemana, es decir, la relación de Merkel y Sarkozy, los dos no quieren competencia que les reste el gran protagonismo que tienen en la escena internacional, esto es bastante preocupante ya que aunque sus economías sean de las más fuertes de la UE, no representan la totalidad de las ideas y políticas comunitarias, esto en vez de ser una medida en beneficio de la UE que está perdiendo interés e importancia en la escena internacional, parece todo un circo de intereses nacionales de quitar y poner a candidatos dependiendo de si les gusta o no a las grandes potencias que siguen siendo Francia, Alemania y en menor medida, Reino Unido.

Sarkozy y Merkel, impulsores de estos nombramientos en la UE

Estos cargos son de enorme importancia para la UE, uno de ellos ya viene de antiguo, concretamente el de Alto Representante de Politica Exterior aunque lo han modificado dándole más responsabilidades e importancia, este cargo venía siendo ejercido por Javier Solana con sus aciertos como su gran labor diplomática por todo el mundo y desaciertos como el reconocimiento de Kosovo como Estado independiente saltándose el Derecho Internacional, el otro cargo es novedoso ya que no existía antes, se creó por el Tratado de Lisboa en 2007 que configuró este cargo dándole un gran poder que entrará en vigor el próximo 1 de Diciembre junto con Ashton como jefa de la diplomacia europea.

Estos mandatarios que serán junto con el presidente de turno de la UE cada seis meses y el presidente de la Comisión Europea, los altos cargos institucionales que representaran a todos los ciudadanos de la UE y darán la cara en el mundo, tienen que enfrentarse de momento a varios problemas, algunos de ellos grave, como asegurar la salida de la recesión económica que sufrimos desgraciadamente en toda la UE junto a crear empleo de manera urgente a los millones de europeos que sufren el desempleo, deben reformar todo el sistema financiero para evitar que en el futuro las crisis no golpeen de la manera que lo ha hecho ahora la economía real, debe consolidar y aumentar el papel que tiene en el mundo que como decía antes, China cada vez tiene un mayor protagonismo quitándoselo a la UE que hasta hace unos años, era el árbitro del mundo y donde se decidían las más importantes decisiones relativas a la paz y seguridad mundial, todo esto a la vez que debe resolver cuestiones fundamentales como la dependencia energética, liderar la lucha contra el cambio climático, etc..

En definitiva, aunque no veo lógico que hayan designado a dos personas sin tener ni idea de política exterior, esto es como todo en la vida, habrá que esperar a ver como lo hacen y podremos juzgarles y criticarles por las decisiones que hayan hecho, ya que son los cargos más importantes de la UE, de momento les aconsejo a estos altos cargos que se lean libros de política exterior, relaciones internacionales para que entiendan y aprendan lo difícil que es el mundo donde vivimos actualmente.

Aniversario de la reunificación alemana

Tal día como ayer 3 de Octubre se cumplió el diecinueve aniversario de la reunificación alemana tras estar durante casi cuarenta años dividida, la división de Alemania surgió en 1949 en que se crearon dos estados alemanes muy diferentes entre sí como lo fueron la RFA (República Federal Alemana) con una ideología occidental y capitalista y la RDA (República Democrática Alemana) con una ideología comunista y economía planificada al servicio estatal y de la URSS, todo esto causado como consecuencia del contexto internacional que supuso la Guerra Fría en todo el continente europeo y sobretodo en la Alemania dividida de después de la Segunda Guerra Mundial.

Unión de la RDA y la RFA en una misma Alemania

Unión de la RDA y la RFA en una misma Alemania

La RFA nació como consecuencia de la unión de las tres zonas de ocupación británica, francesa y estadounidense en un único estado, la RFA implantó un sistema económico basado en el capitalismo logrando en la década de los 50 el famoso milagro económico alemán (Wirtschaftswunder) con lo que consiguió que la economía creciese muy rápido y convirtiese a la RFA en la locomotora del desarrollo de la parte occidental de Europa, por otro lado estaba la RDA que basó su economía en un sistema planificado comunista logrando que fuese el país más rico de todos los que formaban parte del eje de influencia soviético.

Muro de Berlín con la Puerta de Brandemburgo de fondo

Muro de Berlín con la Puerta de Brandemburgo de fondo

Viendo que la RFA aumentaba el nivel de vida de sus ciudadanos y la economía crecía de una manera más rápida que los de la RDA, esto unido a la falta total de libertades en la Alemania oriental hizo que muchos alemanes orientales cruzaran las fronteras hasta occidente, cosa que molesto y mucho a Moscú que ordeno la construcción del famoso Muro de Berlín que estuvo en vigor desde 1961 hasta su caída el 9 de Noviembre de 1989, mucha gente desgraciadamente murió tiroteada o electrificada en este muro de más de 100 km intentando cruzar del este al oeste. Durante muchos años los dos Estados alemanes no tenían contacto de ningún tipo ya que la OTAN y la mayor parte de los países occidentales no reconocían como Estado a la RDA, todo esto cambio afortunadamente cuando accedió a la cancillería en la RFA, el socialista Willy Brandt que lanzó la famosa Ostpolitik o política de acercamiento entre la RDA y la RFA.

Ya en la década de los 80 gracias a las reformas impuestas por el dirigente de la URSS, Mijaíl Gorbachov con su perestroika y glasnost, hizo que estas reformas al sistema económico tuvieran repercusión directa sobre los países de influencia comunista del este de Europa, a finales en la RDA surgieron muchas manifestaciones contra el gobierno debido a que no hacia ninguna reforma sobre el país ni sobre la economía con lo que hundía más a la RDA cada año, como consecuencia de todo esto y enfrentado al malestar civil de algunos sectores, el dirigente de Alemania Oriental Erich Honecker dimitió el 18 de octubre de 1989. Unido a esto las grandes restricciones de derechos que sufrían los alemanes orientales se suprimieron por lo que por primera vez en cuarenta años, podían viajar libremente sin temor a ser perseguidos por la temida Stasi.

Bandera de la RDA

Bandera de la RDA

Al mes siguiente en Noviembre de 1989, miles de alemanes tanto orientales como occidentales empezaron a derribar el muro que los había separado durante tantas décadas sin tener contacto ninguno, ya en 1990 la RDA negoció con Alemania Occidental, el Reino Unido, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética las precondiciones para una reunificación alemana en un futuro cercano, esto concluyo con el famoso tratado internacional “dos más cuatro” que allanó de una manera más fácil el camino hacia la deseada reunificación en un solo Estado alemán.

Junto a estas negociaciones multilaterales de varias partes, siguió la reunión bilateral entre las dos alemanias concluyendo varios acuerdos y finalmente el Tratado de Unificación (Einigungsvertrag) se firmó el 31 de agosto de 1990 por representantes de la RFA y de la RDA, esto unido al anterior tratado dos más cuatro hizo que hubiera una única soberanía estatal para toda Alemania. Alemania fue reunificada oficialmente el 3 de Octubre de 1990 cuando se produjo que los cinco estados federales länder que formaban parte de la RDA se unieron a lo que era la RFA que junto al länder reunificado de Berlín constituyen el gran país que es Alemania.

Caída del Muro de Berlín

Caída del Muro de Berlín

Esta reunificación en un solo país ha tenido desgraciadamente unos efectos que habiendo trascurrido veinte años no han finalizado y no creo que en los próximos años se terminen, efectos de diverso signo positivo o negativo, positivo ha sido claramente aparte de la reunificación que ha reunido de nuevo a muchas familias alemanas tras décadas sin verse, la modernización de la Alemania oriental dentro de los parámetros sociales y económicos de cualquier Estado desarrollado del siglo XXI, y si no cabe citar las grandes construcciones de edificios como el Reichstag que dieron lugar en el Berlín Oriental con el objetivo de sacar a flote esta parte de la capital alemana, lo negativo de todo esto ha sido y es en la actualidad el gran coste económico de la reunificación alemana, que ha sido una pesada carga para la economía alemana y ha contribuido a la  considerable disminución de su crecimiento económico en los años recientes. La peor parte se la ha llevado los habitantes de la antigua Alemania Oriental de todo este proceso ya que la mayor parte de la RDA ha sido desindustrializada, provocando una tasa de desempleo de alrededor del 20%, similares a las que sufre España en la actualidad, continúan increíblemente a día de hoy habiendo inmigrantes de los länder del Este a los del Oeste como si siguiera en pie el Muro, y lo malo de todo esto es que de esto que ocurre en la Alemania Oriental no sale al exterior y sus problemas se quedan hacia dentro.

Tratado de Unificación (Einigungsvertrag)

Tratado de Unificación (Einigungsvertrag)

Aunque oficialmente existe una única Alemania, a mi opinión es que en la mentalidad de la gente sigue habiendo dos y muy distintas entre sí, cabe citar que aunque el gobierno federal esté en Berlín, muchos ministerios siguen todavía en Bonn, la que fue capital de la RFA, según previsiones del Banco Central Alemán (Bundesbank), los problemas económicos de Alemania no tienen que ver nada con el Euro sino con un gran problema interior que todavía no han solucionado que es la gran desigualdad existente entre la parte occidental germana de la oriental. Esperemos que algún día dentro de unos cuantos años no exista discriminación en Alemania dependiendo de donde vivas o de que länder seas, sino que se sientan orgullosos de ser alemanes.