La Selección Española, lista para Sudáfrica ’10

Desde hace una semana ya se conoce quiénes son los 23 elegidos por Del Bosque

Foto oficial de la Selección Española de Fútbol para Sudáfrica 2010

Antes de nada, quisiera pedir disculpas personalmente por tener desatendida esta sección de deportes durante prácticamente un año. Pero, ya se sabe, la ocupada vida del estudiante, apenas me ha dado tregua durante el año. Por eso, quisiera a partir de este mismo instante, comenzar un nuevo proyecto en Columna Crítica, como es el de cubrir todo lo que acontezca en el futuro Mundial de Fútbol de Sudáfrica, como ya se hizo el año pasado con la Copa Confederaciones. Así pues, y sin más preámbulos, vayamos al grano, porque hay mucha tela que cortar.

La pasada semana Vicente del Bosque daba a conocer quiénes eran sus elegidos, y en su lista hubo sorpresas. La primera de todas, la convocatoria de Víctor Valdés, el portero del F.C. Barcelona, Zamora las dos últimas temporadas y que, sin duda, merecía un puesto entre los 23. La otra sorpresa la dio el centrocampista del Athletic de Bilbao, Javi Martínez. El seleccionador dejó fuera de la lista a habituales como Santi Cazorla, Güiza o Senna, jugadores estandarte de la Selección, pero que esta temporada no han tenido suficiente continuidad, aunque el propio Del Bosque no los descarta para futuras convocatorias.

Más concretamente, la lista de 23 se compone de:

  • Porteros: Casillas (R. Madrid), Reina (Liverpool), V.Valdés (F.C. Barcelona).
  • Defensas: Sergio Ramos, Albiol y Arbeloa (R. Madrid); Puyol y Piqué (F.C. Barcelona); Marchena (Valencia C.F.); y Capdevila (Villarreal).
  • Medios: Javi Martínez (Athl. de Bilbao); Busquets, Xavi e Iniesta (F.C. Barcelona); Xabi Alonso (R. Madrid); Silva y Mata (Valencia C.F.); Navas (Sevilla F.C.) y Cesc Fábregas (Arsenal).
  • Delanteros: Villa y Pedro (F.C. Barcelona); F.Torres (Liverpool); y F.Llorente (Athl. de Bilbao).

En la lista destacan nuevas incorporaciones, como las anteriormente citadas de Valdés o Javi Martínez, a las que hay que añadir a jugadores como Llorente o Navas, de las que se espera que deslumbren al mundo entero en la cita mundialista.

Como es habitual, los rumores de fichajes y traspasos ya han comenzado a sacudir a los hombres de la Selección. Pero para evitar lo ocurrido el pasado año con Villa en la Copa Confederaciones, por ejemplo, el Barcelona ya ha cerrado el fichaje del ‘guaje’ para las próximas temporadas. Sin embargo, son otros nombres los que suenan para reforzar a los dos equipos más fuertes de nuestra Liga. Se rumorea que el Real Madrid, tras asegurar que Mourinho será su próximo entrenador, ya se ha fijado como objetivos a jugadores como David Silva, Jesús Navas o Javi Martínez. Y, por otra parte, el Barcelona está tratando de cerrar cuanto antes el traspaso de Fábregas, para que el catalán vuelva al que fue su club la próxima temporada, aunque Arsène Wenger, técnico del Arsenal, se resiste a desprenderse del que actualmente es capitán de los ‘gunners’.

Así pues, el espectáculo parece estar servido, tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Pero lo que más importa a la afición española, a día de hoy, es poder ver un buen juego de ‘la roja’, y ya se verá en el futuro. Personalmente, creo que el verano es largo, que ahora toca disfrutar con nuestra Selección, y que los periodistas deberían centrarse más en eso, y no en rumores que sólo desorientan, despistan y desconciertan a los jugadores. Como dijo del Nido, al ser preguntado por Navas: “Nos lo vamos a pasar bien”, pero eso será en julio y agosto, cuando el Mundial haya finalizado, y quien sabe si con España como campeona. Antes toca disfrutar, sufrir y, sobre todo, apoyar a los nuestros.

Brasil e Italia cumplen las expectativas

Mientras que Italia supo remontar un gol en contra, la selección ‘canarinha’ se complicó un partido que tenía de cara y que acabó ganado de penalti

Rossi y Kaká, los salvadores de sus selecciones en la jornada de ayer

Kaká y Rossi, los salvadores de sus selecciones en la jornada de ayer

En el día de ayer se completó la primera jornada de esta Copa Confederaciones, con los partidos del segundo grupo, del que saldrá el rival de España en la semifinal. No hubo sorpresas, y tanto Italia como Brasil, cumplieron con lo esperado, aunque no sin sobresaltos.

La tarde se abría con el partido que enfrentó a Brasil y a Egipto. Comenzó marcando Brasil a los cinco minutos de partido, con una buena acción de cara a la galería de Kaká (en el que ayer había muchas miradas puestas). Sin embargo, la alegría duró poco en la selección de Dunga, porque sólo tres minutos después, Zidan igualaba el marcador para Egipto. Ya se podía ver que la tarde no iba a ser fácil para Brasil, aunque un gol de Luis Fabiano y otro de Juan, dejaban el partido práctiamente sentenciado de cara al descanso. Pero todo esto no era más que en teoría, porque en la reanudación del partido Egipto, en apenas dos minutos, supo volver a poner las tablas en el marcador con un gol de Shaky, y otro más de Zidan. Desde ese momento, el partido se tornó en lento y torpe, Brasil no conseguía encontrar el gol de la victoria, que tuvo que llegar ya en el tiempo de descuento,  en forma de penalti provocado por mano en el área de Muhamadi. Kaká fue el encargado de transformar la pena máxima, y que daba a Brasil tres puntos inmerecidos.

El otro partido fue el disputado por Italia y Estados Unidos. En esta caso la escuadra ‘azzurra’ tuvo que remontar un gol de penalti del estadounidense Donovan, en la primera parte. A pesar de jugar con uno menos desde el minuto 32 por la expulsión de Clark, Estados Unidos demostró ayer ser un digno rival que supo plantar cara a la actual campeona del mundo. Los norteamericanos no supieron aprovechar las ocasiones que tuvieron ante Buffon, y eso les impidió ganar el partido. Italia no vio puerta en toda la primera parte, y tubo que esperar a los segundos cuarenta y cinco minutos para remontar el partido, gracias a un nombre propio: Rossi. Italia salió tocada en la segunda mitad, con falta de inspiración, y sin encontrar su sitio en el terreno de juego. Afortunadamente, Rossi saltó al terreno de juego en sustitución de Gattuso, y se convirtió en la pieza clave que revolucionó el partido. Paradójicamente Rossi,  estadounidense de nacimiento,  ayer se convirtió en verdugo de los ‘yankees’, y lo hizo empatando el partido cun un gran lanzamiento desde fuera del área, imparable para el guardameta de Estados Unidos. Este gol desestabilizó el juego de los norteamericanos, y las ocasiones para la selección entrenada por Lippi se sucedieron, hasta que De Rossi adelantó a Italia alrededor del minuto 70. Pero era la noche de Rossi, y a pesar de que Estados Unidos encerró a Italia en su mitad del campo durante los veinte minutos restantes, el jugador del Villarreal culminó una magnífica jugada de Pirlo, poniendo el 3-1 en el marcador, y situando a la escuadra ‘azzurra’ líder del grupo.

Y ahora, un poco de opinión. Ayer ya hablé del escaso interés que despierta esta competición. Pues bien, tras ver los partidos del día de ayer, he de desmentirme en parte. Sigue siendo una competición de ensayo, sin apenas alicientes, pero que ayer nos dejó buenos momentos, sobre todo a los aficionados egiptos y estadounidenses, que pudieron ver a sus selecciones plantando cara a dos grandes selecciones. Perro mientras en este segundo grupo parece que puede haber emoción, es como si en el grupo de España estuviera ya todo vendido. Quizá lo que falle sea la forma de elegir a las selecciones que compiten por hacerse con esta Copa (que recuerdo enfrenta a los campeones continentales, el campeón del mundo, y al país organizador). No obstante, estoy convencido de que en semifinales y la final, será donde veamos grandes partidos (aparte del que enfrentará a Brasil e Italia en la fase de grupos). Hasta entonces, queda esperar. Mañana nueva jornada, con los partidos España – Irak (a las 16:00), y Sudáfrica – Nueva Zelanda (a las 20:30), de los que hablaremos en Columna Crítica.