Triunfo del títere de Moscú en las elecciones en Ucrania

Viktor Yanukovich, ganador de las elecciones en Ucrania

Este fin de semana se celebraron la segunda vuelta de las elecciones generales en Ucrania con una victoria no muy holgada del candidato del Partido de las Regiones, Viktor Yanukovich con un 48.81% de los votos escrutados ante la candidata, la primera ministra Yulia Timoshenko que se ha conseguido obtener un 45.61% de los votos, Yanukovich ha ganado estos comicios gracias a sus medidas propuestas de crecimiento económico, una revalorización a la minoría rusa del país y sobre todo a que estaban muy hartos de los escándalos de corrupción y de las promesas incumplidas de unos gobernantes enfrentados entre sí (Viktor Yushenko, el presidente saliente, y Timoshenko), lo cual ha favorecido a Yanukovich a la hora de vencer en estas elecciones, con este triunfo ha liquidado de una vez las esperanzas de lo que fue en su día la Revolución Naranja que tenía por objetivo fundamental quitarse de la larga dependencia de Rusia y acercarse a Occidente, con esta victoria acaban con las crisis energéticas que había entre Kiev y Moscú  pero huyen del sueño de integrarse en un futuro tanto en la OTAN como en la UE.

La primera vuelta de las elecciones se celebró el pasado mes de Enero con una victoria de Yanukovich seguida de Timoshenko, se dio lo que era previsible, el gran derrotado de esta primera vuelta fue Viktor Yushenko quien fue la esperanza durante la Revolución Naranja en 2004, tuvo que encajar una amarga derrota tras obtener tan sólo un 5,4 por ciento de los votos ya que no consiguió sacar a Ucrania de la grave crisis económica que lleva arrastrando desde hace varios años, el electorado castigó así su gestión contra las minorías rusas ucranianas que estuvo centrada en cuestiones lingüísticas que privilegian al ucraniano en detrimento del ruso y de memoria histórica, como la denuncia en los tribunales del Holodomor, la hambruna provocada por Stalin que mató a 6 millones de campesinos en 1933.

Yulia Timoshenko, candidata derrotada en las elecciones y actual primer ministro

Sobre estas elecciones los medios de comunicación occidentales una vez más ha tomado el viejo cliché acerca del pro-ruso Yanukovich contra la pro-occidental Timoshenko. Esta tontería se repite tan a menudo que prácticamente cada vez que el tema de Ucrania sale en Televisión que se ha convertido en algo como un axioma, como en Euclides: que no necesita prueba, ni siquiera la investigación. No es el malo Yanukovich y la buena Timoshenko, Yanukovich es pro-Rusia en el sentido de que está en contra de la ampliación de la OTAN para incorporar Ucrania. Sin embargo, es más pro-ucraniano de pro-ruso, en este caso: según todas las encuestas realizadas hasta ahora, el 60 por ciento de los ucranianos se oponen firmemente a la entrada de Ucrania en la OTAN, y sólo el 15-17 por ciento de apoyo.

Mapa electoral de Ucrania de 2004, lo que cambia es que los que votaron a Yushenko ahora votan a Yulia Timoshenko

Volviendo a los resultados finales tan mínimos entre ambos candidatos en la segunda vuelta de estos comicios no han conseguido saber que alineamiento va a tener Ucrania ya que aunque haya ganado el candidato favorito del Kremlin, la victoria  pírrica de Yanukovich hará que las instituciones del país no sepan qué hacer con el destino en las relaciones exteriores de Ucrania, ya que al apoyar a Rusia o a Occidente tendrá la consecuencia inmediata menospreciar a la mitad de los ciudadanos con derecho a voto y provocar directamente con ello un gran cisma que pondría en tela de juicio la integridad territorial misma del país ya que hay que citar que en Ucrania está claramente dividido en dos frentes, por un lado está el sur y el este de etnia ruso parlante que han apoyado a Yanukovich y centro y oeste de tintes nacionalista y favorables a un acercamiento a Occidente liderados en estas elecciones por Timoshenko.

El desencanto ciudadano por la grave crisis continua económica y totalmente decepcionado por la fallida gestión del equipo naranja tras su ruptura en 2005 impedirá un levantamiento popular masivo en Kiev como el ocurrido en la Revolución Naranja, al mismo tiempo varios observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) avalaron la victoria de Yanukovich diciendo que había transcurrido sin incidencias ninguna, sobre esto la candidata Timoshenko dijo que iba a impugnar los resultados no lo hará ya que sus intenciones es de hacer una alianza con Yanukovich y seguir ejerciendo el cargo de primer ministro, aunque esto es difícil ya que el tercer candidato que resulto en la primera vuelta de las elecciones, un ex banquero de Kiev que teniendo afines ideológicos con el ganador de los comicios se hará con el cargo de primer ministro.

Yushenko, anterior presidente de Ucrania y gran perdedor en estas elecciones

Yanukovich fue primer ministro de Ucrania, la primera vez bajo la presidencia de Leonid Kuchma, de noviembre de 2002 a diciembre de 2004, y la segunda vez bajo el mandato de Víctor Yuschenko, desde agosto de 2006 a diciembre de 2007. Con Yuschenko compitió para la presidencia en el otoño de 2004 y salió ganador en la segunda vuelta, pero fue finalmente  fue anulada por fraudulenta tras el movimiento popular llamado “revolución naranja”, ahora tras haber ganado estos comicios, a Rusia le ha venido fenomenal que ganase ya que el Kremlin tendrá en su nuevo socio de Kiev un interlocutor menos beligerante en asuntos claves como el futuro de la base naval de Sebastopol, sede de la Armada rusa en el Mar Negro, o la posibilidad de ingresar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, tema muy difícil ya que Moscú nunca va a aceptar que Ucrania forme parte de la organización al considerar a Ucrania como parte de su territorio de influencia como lo es para Rusia los países que forman la CEI.

El objetivo claro de todos los actores implicados en Ucrania, tanto el ganador de los comicios Yanukovich, como de Rusia y Occidente es que haya una estabilidad política constante en el país, ya que por el transcurren la mayor parte del gas que va directo a la UE, por esta razón de índole energético y económico a la vez es lo que desean todas las partes y que no se vuelva a ocurrir lo que otros años donde miles de hogares del Este de Europa se quedaron sin calefacción al estar rotas las relaciones entre Ucrania y Rusia, esperemos que este dramática situación para miles de europeos no se vuelva a repetir este año, viendo el carácter de Yanukovich ante Moscú y la minoría rusa, creo que Ucrania no va avanzar nada en lo que respecta a los derechos de la población, la comunidad internacional quiere que haya de una vez un presidente de Ucrania que respete tanto la mitad del país que constituye la minoría ruso parlante como la otra mitad nacionalista y con vistas a Occidente, de momento ningún presidente de los que ha habido desde su independencia de la URSS en 1991 ha sabido transmitir un espíritu nacional al margen de toda consideración en virtud si uno es nacionalista o habla ruso, el día que hagan esto que lo veo a muy largo plazo conseguirán ser un verdadero Estado con una visión al margen de toda índole interna.

Anuncios

Aniversario de la Guerra en Osetia del Sur

El pasado 7 de Agosto se cumplió un año del conflicto armado entre Georgia por un lado y las repúblicas pro-rusas de Osetia del Sur y Abjasia y la misma Rusia por otro lado. Los combates de esta guerra se combatieron en Georgia, al lado del Mar Negro y sobretodo en la región de Osetia del Sur. Los primeros actos de guerra se produjeron cuando el presidente georgiano dictó recuperar el territorio de Osetia del Sur, territorio que es independiente de facto desde 1992 cuando se produjo la guerra civil georgiana, desde su finalización había soldados del Kremlin en Osetia, soldados que se unieron al lado de los osetios contra Georgia, poco más tarde entraron divisiones rusas, situación que Georgia vio como una declaración de guerra, propiciándose una guerra en Osetia, Georgia y la región de Abjasia.

Situacion geografica de Georgia, Osetia del Sur y Rusia

Situacion geografica de Georgia, Osetia del Sur y Rusia

Esta guerra terminó el 12 de Agosto del año pasado con una declaración de reconocimiento de la independencia de Osetia por parte rusa y no aceptada claramente por Georgia ni por el resto de la Comunidad Internacional y con la cifra de 158600 refugiados civiles y con un número alto de víctimas mortales tanto militares como civiles no confirmada su número exacto por las autoridades georgianas y rusas, situación trágica en todos los sentidos.

Para que se entienda esto mejor hay que remontarse a los orígenes de este conflicto, esta desagradable situación empieza cuando en 1989 cae el Muro de Berlín, en esos momentos el Congreso de diputados locales de Osetia proclamó su independencia, cosa que responde Georgia quitándole la soberanía que tenía; Hoy en día la mitad de la región la gobierna Georgia y la otra mitad los independistas, toda esta situación vista desde Moscú, el Kremlin desde un principio ha reconocido la soberanía de los osetios suministrándoles armas de toda índole, cosa que lo han realizado y mucho, aunque lo nieguen los rusos.

Tanques de guerra dirigiendose a Osetia del Sur

Tanques de guerra dirigiendose a Osetia del Sur

Moscú se ve como un árbitro de la paz, cosa que nadie se lo cree, ya que lleva desde el final de la URSS apoyando la separación de Osetia del Sur y Abjasia de Georgia, el año pasado en venganza de que Georgia y Ucrania quieren integrarse en la OTAN, Rusia contraataca al estrechar lazos con las regiones independentistas de Georgia, Abjasia y Osetia del Sur, distribuyendo sobretodo pasaportes rusos, y estableciendo relaciones semi-oficiales con las autoridades de Osetia, cosa que esgrimió Georgia como declaración de guerra, una de las razones que interesan mucho en Occidente es la situación geográfica de Georgia en el plano energético ya que por el país pasan los oleoductos que traen petróleo y gas del Mar Caspio y de Asia con dirección a Europa, por eso tiene importancia en Occidente, que si no, desde mi opinión le daría igual lo que pasara en Georgia si no fuera porque están los oleoductos.

Oleoductos en Georgia y Osetia del Sur

Oleoductos en Georgia y Osetia del Sur

Como análisis y critica de esta situación hay que decir varias cosas, una es que en esta región del Cáucaso se han producido crímenes contra la humanidad como el genocidio contra población civil inocente, cosa que lo han hecho todas las partes, osetios y rusos contra georgianos y al revés, georgianos contra rusos y osetios, aunque se echen la culpa los unos a los otros, me parece horroroso y deleznable que todas estas situaciones se repitan en el mundo, no han aprendido nada del pasado con las matanzas de los nazis y de los comunistas en la época de Stalin por lo que veo.

Esta guerra produjo por desgracia para toda la comunidad internacional un impacto humanitario muy grande en la zona, provocando muchas muertes en ambos bandos y miles de refugiados, la mayoría con destino a la región rusa hermana de Osetia del Sur, que se llama Osetia del Norte, ha tenido igualmente un impacto en el plano diplomático, militar y político en todo el Cáucaso ya que desde mi humilde opinión el haber atacado primero Georgia ha provocado que el mundo se crea que Rusia es una agresora del derecho internacional, una jugada bien planeada desde Georgia.

Otras consecuencias también importantes es que se ve muy claro el apoyo de EEUU a Georgia en detrimento de Osetia y de los rusos, situación que disgusta mucho a Moscú, aunque hay que decir que con esta situación bélica, Rusia aprovechó la situación para mejorar su posición política en el Cáucaso, haciendo que otras regiones de países fronterizos a Rusia, que tienen deseos de independencia de sus países cabe citar el caso de Armenia.

Trágica imagen de Osetia del Sur durante el conflicto bélico

Trágica imagen de Osetia del Sur durante el conflicto bélico

Así para finalizar creo que las posiciones de Georgia y como de Rusia no fueron las más acertadas a la hora de resolver este viejo problema, si no hubiera intervenido Rusia, habría habido desplazados de Osetia del Sur hacia Rusia, pero no hubieran convertido a esta región georgiana en una zona mutilada por la guerra entre los dos países, ahora creo que Osetia del Sur sería una región más prospera de lo que hoy por desgracia no lo es, ya que está sumida en un caos desde que terminó la guerra, Rusia violó y ellos lo saben muy bien, el derecho internacional al introducir sus divisiones del Ejercito en un país soberano como lo es Georgia, pero también hay que criticar y bastante al Gobierno Georgiano, ya que no se puede restablecer un orden constitucional en la región de Osetia por la fuerza e invadiendo su región, haciendo esto se cargan en un instante las bases que fomenta un Estado de Derecho y violando todas las normas del derecho internacional. Lo único así aceptable de todo esto es que la declaración de independencia de Osetia del Sur, solamente lo reconoce Rusia y porque le conviene en el plano internacional, esta situación es como si mañana mismo, España invade con el ejercito las regiones de Cataluña o Euskadi, cosa impensable e ilegal desde todos los puntos de vista. Espero que toda esta situación en el Cáucaso vuelva a la normalidad, cosa que no creo mucho dado la importancia geopolítica de esta zona al ser lugar de paso de la energía hacia Occidente.