Elecciones generales complicadas en Reino Unido

Mapa del Reino Unido

En este año 2010 se celebran elecciones generales en Reino Unido, comicios que se van a celebrar en un escenario muy abierto por varias razones, una de ellas es la no presencia del candidato del Partido Laborista Tony Blair que ha estado en los últimos tres comicios celebrados desde que ganase por primera vez en 1997, otra razón y quizás la fundamental es que los laboristas no son los favoritos claros para ganar sino que son los conservadores las que tienen todas las de ganar en la mayoría de las encuestas que han sido publicadas, aunque la razón fundamental de que los tories sean favoritos es claramente la crítica situación económica del país, desde que empezó la crisis a azotar Reino Unido está en una delicada situación, ha aumentado el desempleo, ha caído la producción industrial, altos niveles de endeudamiento, conjunto de características que hacen perder credibilidad al actual primer ministro Gordon Brown, ya no es un líder creíble, ni es popular, esto ha conseguido que los conservadores y los liberales le hayan quitado representación en los comicios celebrados hace un tiempo en diversas zonas del país como Escocia y Gales.

Gordon Brown, actual primer ministro de Reino Unido

Esta grave situación llevó a que los conservadores adelantaran a los laboristas hasta en 15 puntos la intención de voto en las encuestas, situación que en la actualidad en las últimas encuestas se han reducido en casi 5 puntos haciendo peligrar las esperanzas de los tories de volver al número 10 de Downing Street, de materializarse estos resultados en las elecciones se llevaría a que los conservadores ganasen las elecciones pero con el hándicap de no obtener mayoría absoluta, entonces se produciría un “hung parlament” como lo llaman los británicos, situación excepcional en la política británica, situación que alegraría y muchos a los liberales y a los social-demócratas que están ansiosos de ser como una especie de bisagra para acceder al gobierno de la nación, aunque hay que decir que la situación que he dicho está influenciada por el liderazgo de David Cameron, líder de los tories, político que no ha conseguido quitar de la población la imagen que se tiene de los conservadores, ni ha conseguido atraer votantes con los mensajes que dice sobre la economía inglesa, aunque tiene una cosa que no tiene Gordon Brown que me parece acertada que es dar un mensaje de esperanza a la gente y de que se puede salir de la crisis económica que sufren en la actualidad, cosa que Brown no está haciendo nada en su favor, cabe citar los que eran antiguos secretarios suyos del gobierno que le están criticando por su manera de solucionar y encarar los problemas.

David Cameron, líder de los conservadores británicos

Estas elecciones se harán en medio de un complejo y lioso sistema electoral  conocido popularmente como  “two party system”, sistema mayoritario de mayoría simple, con tantas circunscripciones uninominales como candidatos a elegir, es mayoritario simple a una sola vuelta en la que resulta elegido el candidato que logra mayor número de votos, en el caso de que dos candidatos quedasen empatados se recurrirá al sorteo para decidir quién resulta elegido. Esto hace que los partidos con un sólido apoyo local en todo Reino Unido estén en mejores situación de obtener la mayoría de los escaños y formar gobierno, dejando a las minorías locales sin representación, consecuencias de esto es el claro bipartidismo que no se ajusta en nada a la realidad política y social del país.

Esta normativa legal que está contenida en la “Representation of People Act” de 1948 ha sido objeto de discusión política,  y deseo de reforma, cosa que no quieren que se cambie esta ley electoral los tories  y los laboristas ya que un cambio contradice sus intereses ya que formar gobierno en un sistema multipartidista haría que los conservadores y laboristas perdieran escaños a favor de los liberales y social-demócratas, se convertirían en piezas clave para lograr la gobernabilidad, situación normal en otros países pero no en Reino Unido, país que está acostumbrado a dar una prioridad a la gobernabilidad sobre la representatividad, situación política que a mí personalmente me parece bastante acertada ya que cabe citar el caso español que cuando ninguno de los partidos mayoritarios tiene mayoría absoluta tiene que pactar con nacionalistas que les da igual la situación general del Estado, haciendo ver políticas absurdas, inútiles y costosas económicamente de cuando el PSOE y el PP han estado en el gobierno.

Duelo electoral Brown vs Cameron en las elecciones británicas

Volviendo a Reino Unido, lo más lógico que se observa de cómo va la política británica es que seguramente en las elecciones que se celebren dentro de cinco o seis meses, ganen por un margen corto los tories dando un vuelco electoral en todo el país, situación que aunque ganasen no sería suficiente para que Cameron accediera al cargo de primer ministro, ahora mismo ganarían de mayoría simple con lo que tendrían que aliarse con los unionistas del Ulster o con los liberales o socialdemócratas, situación que aprovecharían estos últimos ya que no aceptarían formar parte del gobierno sino es con la condición sine qua non de que haya una reforma de la ley electoral que antes he mencionado para que haya más representatividad, situación que se lo van a negar en principio los conservadores y los laboristas en el caso de que los tories no consigan formar gobierno.

En definitiva una situación bastante difícil y compleja la que se va a dar en Reino Unido si los conservadores no consigan obtener una mayoría absoluta, lo que está claro es que salvo que haya un cataclismo político, los tories volverán al gobierno tras 13 años de gobierno laborista, el gran reto de David Cameron será el conseguir la ansiada victoria absoluta y no tener que depender de los designios de los liberales o los socialdemócratas, será una gran catástrofe para los tories no poder formar gobierno y volver a la oposición, los laboristas que en los últimos tiempos ya no son los que conformaron la Tercera Vía con Tony Blair, ahora están inmersos sobretodo en una grave crisis interna en torno al liderazgo de Gordon Brown, si hubieran intentado quitarse esta lacra, ganarían de sobra las elecciones generales, aunque no han actuado correctamente ya que han empezado a darse cuenta de su propia situación muy tarde con lo que ha conseguido que los conservadores están por delante de ellos en las encuestas, tendremos que esperar hasta dentro de unos meses a ver como vota el electorado británico y ver qué resultados salen de los comicios para luego ver quién será el siguiente primer ministro británico.

Anuncios

Aniversario de la Dama de Hierro

Este año 2009 se cumple el 30 aniversario de la llegada al poder de Margaret Thatcher al número 10 de Downing Street en Reino Unido, fue la primera mujer que llegó a ser primer ministro de Reino Unido, fue y sigue siendo conocida como la “Dama de Hierro”. Es una de las políticas más significativas de la historia reciente en todo el mundo por su manera de hacer política y gobernar uno de los países más importantes de Europa y del mundo.

Margaret Thatcher, Primera Ministra de Reino Unido entre 1979 y 1990

Margaret Thatcher, Primera Ministra de Reino Unido entre 1979 y 1990

Criada en una familia liberal, pronto se familiarizó con las ideas conservadores ganando un escaño en la Cámara de los Comunes en 1959, en pocos años subió en la esfera del Partido Conservador Británico llegando de la mano del Primer Ministro  de Edward Heath con la Secretaría de Educación siendo famosa al prohibir increíblemente la leche en los niños entre siete y once años alegando que los laboristas lo habían quitado en la secundaría, ya con este me quedo perplejo, que más le dará pagar leche a los niños, ni que costase mucho, con una parte del sueldo de los miembros de la Cámara de los Comunes y la de los Lores se pagaría toda la leche del país.

Siguiendo con su biografía, en 1975 se convirtió en líder de los conservadores, eso sí en la oposición, en estos años se ganó el apodo de Dama de Hierro, dicho por el Ministro de Defensa soviético al contestar el fuerte discurso dicho por ella contra la URSS. En aquellos años la economía inglesa iba muy mal con un aumento del desempleo, huelgas, malestar en todo el país, situación que propicio la victoria de Thatcher en 1979.

Thatcher y Reagan en una de sus frecuentes encuentros políticos

Thatcher y Reagan en una de sus frecuentes encuentros políticos

En sus dos primeros mandatos hasta 1987 se caracteriza por la famosa Guerra de las Malvinas contra Argentina  aumentando el patriotismo nacional ya que ganaron la guerra, se hizo muy amiga de las tesis políticas conservadoras del presidente de EEUU de aquellos años, Ronald Reagan, que combatían juntos a la URSS, mientras que en política interior le iban bastante mal las cosas ya que las exportaciones disminuyeron hasta cotas de 1978, aumentó los impuestos como el IVA, el de la renta, subió el tipo de interés haciendo que el desempleo aumentase hasta cotas muy altas y cayendo Reino Unido en una recesión económica, nunca vista, lo increíble es que ganaba las elecciones y de una manera muy holgada, en 1987 empezaron a ir las cosas en la economía un poco mejor, aunque la realidad era muy diferente de lo que ella creía, ganó igualmente sus últimas elecciones en este año.

Thatcher a su llegada al Número 10 de Downing Street en 1979

Thatcher a su llegada al Número 10 de Downing Street en 1979

A partir de 1987 empezaron las tensiones dentro del partido conservador contra ella y su política monetaria sobretodo, ya que ella culpaba a sus ministros, a los laboristas, a todo el mundo menos a ella que era la responsable de las medidas económicas de esos años, a finales de la década de los 80, Thatcher aprobó la medida económica para reemplazar los impuestos locales haciendo que fuesen muchísimo más elevado de lo que se creía, esta medida fue muy criticada por economistas, periódicos, los laboristas y hasta 18 millones de británicos que declararon que no iban a pagar nada, y buena razón que llevaban, esta medida fue la que condenó a Thatcher a dejar de ser primer ministro, en la política comunitaria de la UE también se hizo célebre ya que rechazó la unión económica europea y la política monetaria de única moneda, rechazaba la imposición de una moneda para todos los miembros de la UE, situación que conllevo la crítica de muchos de los presidentes de los países de la UE. Con esto inició el debate que continua hoy en día en los tories sobre la política de la UE y su repercusión en Reino Unido.

A finales de 1990 se consumó lo que muchos esperaban o deseaban en el Reino Unido, la dimisión de Thatcher como primer ministro, debido a la división interna del partido conservador sobre la UE, el mal manejo de la economía británica y a la oposición al sistema de impuestos locales, delegando en John Major el cargo de primer ministro.

Thatcher con su sucesor en el cargo, John Major

Thatcher con su sucesor en el cargo, John Major

Margaret Thatcher, diciendo de ella características buenas, fue junto con Helmut Kohl, Juan Pablo II y Ronald Reagan, han sido de los políticos que más contribuyeron a la caída del comunismo en la URSS y en los países del Este de Europa, aunque a mi opinión personal sobre ella es que aunque en la década de los 70, la economía británica estaba en apuros por causas ajenas a Reino Unido como la crisis de 1973 que afectó a todo el mundo, y no por culpa de los sindicatos como decía Thatcher, ella reprimió mucho a los sindicatos durante su mandato ya que en el caso de las minas, cerro muchas minas dejando a miles de personas en el paro, esto tuvo grandes consecuencias en la estructura industrial del país ya que el cierre de minas tuvo como consecuencia una pérdida de puestos de trabajo y un aumento del desempleo. Esto ha hecho que en zonas del norte de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, zonas donde se vivía de las minas y de industria pesada la odien ya que les trajo paro y miseria, a pesar del aumento de los servicios en el país. Lo único que hizo así bueno en economía privatizar algunas empresas que ha dado lugar hoy en día a que Reino Unido siga siendo de las mejores economías del mundo.

En conclusión no ha sido a mí parecer una de los mejores primeros ministros que ha tenido Reino Unido en toda su historia, aunque hizo historia al ser la primera mujer en llegar al cargo y ser famosa en todo el mundo por su anticomunismo y su visión particular de la economía en Reino Unido y en Europa sobretodo.