Aniversario de la caída del régimen sanguinario de los Jemeres Rojos

Este año se ha conmemorado en Camboya el fin del sanguinario régimen de los Jemeres Rojos al mando de Pol Pot, se cumple el 30 aniversario de su caída con la captura de Phnom Penh el 7 de febrero de 1979 por el ejército vietnamita, este gobierno déspota y cruel de Pol Pot cometió uno de los grandes genocidios que ha ocurrido lamentablemente en el siglo XX, se calcula que hasta una cuarta parte del país murió desde 1975 que es cuando acceden al poder los jemeres hasta 1979. Se llamaban jemeres rojos debido a que es el nombre con el que se conocía en Camboya al Partido Comunista de Camboya durante la década de los 50. Este régimen en solamente cinco años exterminaron o murieron de hambre unos tres millones de camboyanos, la mayor parte civiles, una autentica catástrofe para este pequeño país del sudeste asiático.

Pol Pot, lider sanguinario de los Jemeres Rojos de Camboya

Pol Pot, lider sanguinario de los Jemeres Rojos de Camboya

Toda esta situación empezó con el fin de la Guerra de Vietnam y la retirada de los soldados americanos de todo el sur de Vietnam y de Camboya, hizo que en Camboya se derrocase al dictatorial régimen de Lon Nol y la subida al poder de los jemeres rojos al mando del sanguinario Pol Pot, implantando un sistema totalitario de inspiración ideológica maoísta, nada más acceder al poder impusieron una reforma agraria consistente en destruir totalmente los conglomerados y ciudades ya que se consideraban burguesas, férreo control del ejército sobre la población civil por medio de torturas, detenciones, violaciones, asesinatos en masas, etc.

Aparte de esto, los jemeres rojos consiguieron eliminar el comercio, las escuelas, la cultura, religión, en definitiva querían destruir todo lo que identificaba a Camboya en un plano interno como internacional, había situaciones cabe citar las famosas escuelas que funcionaron como centros de tortura como el famoso S-21 donde metían a todo el que fuera inteligente o que lo pareciera, en cuanto a la población que vivía en el campo camboyano ordeno largas jornadas de trabajo de hasta 18 horas haciendo que los obligatorios campos de arroz dieran grandes beneficios al régimen de los jemeres ya que Kampuchea Democrática que es como llamaron los jemeres rojos a Camboya, se hiciese con el control mundial de la producción de arroz durante los años que duro el terror.

Valla con el reglamento de la prision y centro de tortura S-21

Valla con el reglamento de la prision y centro de tortura S-21

Ante todo esto la comunidad internacional ni se inmuto de lo que ocurría todos los días a los civiles camboyanos, ni la ONU, ni la OTAN, ni las grandes organizaciones regionales del mundo denunciaron esta situación de violaciones de los derechos humanos y crímenes contra la humanidad, guardaron silencio durante los cuatro años que duró el régimen de los jemeres rojos debido a que el propio régimen aisló totalmente su país del mundo y de la indiferencia de los demás Estados del mundo, lo que me parece muy lamentable es que hasta 1993 la ONU no empezó a presionar al actual régimen camboyano para investigar los crímenes e instaurar un Tribunal Internacional para juzgar a todos los criminales que provocaron el genocidio, es increíble que la ONU  para unos casos se de mucha prisa como cabe citar la creación en poco tiempo de los Tribunales para juzgar los crímenes en Ruanda y la Antigua Yugoslavia, y en otros casos y no solamente el genocidio camboyano tarde décadas en llegar a un acuerdo.

Museo en Camboya con miles de huesos y calaveras de los asesinados

Museo en Camboya con miles de huesos y calaveras de los asesinados

Luego hay otra cosa que me parece lamentable que haya personas así en el mundo, son los que llamó negacionistas del genocidio camboyano al decir esta gente la realidad de lo que ocurrió en Camboya, los que niegan lo ocurrido es que nunca han estado en su vida en los museos que hay en el país recordando el genocidio, ni tampoco han visto de cerca las grandes filas de huesos y calaveras de todos los que perdieron su vida en el régimen de los jemeres.

El régimen de Pol Pot finalizó en 1979 con la invasión del ejército Vietnamita en toda Camboya, especialmente con la entrada en la capital Phnom Penh, a partir de su caída a diferencia de otros regímenes dictatoriales del mundo, los jemeres rojos no desaparecieron sino que siguieron en el oeste de Camboya como guerrilla de guerra aliada de China y de EEUU, así duro hasta la caída de la URSS en que perdieron el favor y apoyo chino y norteamericano, por lo que se dedicaron a lo que hacen muchas guerrillas en la actualidad que es subsistir de los recursos fácilmente explotables y comercializables, en este caso explotables era la madera y en menor medida, las piedras preciosas. Negocio suculento que termino sobre 1992 con la prohibición de comprar madera camboyana, esto arruino mucho a los jemeres rojos.

Miles de huesos amontonados de muertos por los Jemeres Rojos

Miles de huesos amontonados de muertos por los Jemeres Rojos

Durante los últimos cinco años de existencia de los jemeres rojos desde 1994 hasta 1999, los jemeres asesinaron a cientos de civiles debido al miedo que ellos tenían de que Vietnam seguir dominando Camboya, cosa que era totalmente falsa, esto hizo que el gobierno camboyano ilegalizara los jemeres rojos, situación que hizo que miles de combatientes dejasen las armas, esto unido a la crisis interna tras la muerte de Pol Pot y a las luchas internas por el poder hizo que se desmovilizaran haciendo finalizar su existencia.

Monumento a Pol Pot

Monumento a Pol Pot

Actualmente en Camboya hay museos, y se cuenta todo lo sucedido para que la gente no se olvide lo que trágicamente ocurrió en su país, a día de hoy se están juzgando a todos los criminales que participaron en el genocidio en el Tribunal de Camboya creado en 2006 a instancias de la comunidad internacional y del gobierno camboyano, según tengo entendido es a partir de este año que es cuando están empezando a celebrase los juicios a los responsables de la desaparición de 1.7 millones de camboyanos y la opresión generalizada del resto de la población, todos estos asesinos deben responder por crímenes contra la humanidad hacia su población y por genocidio, uno de los más grandes desde el nazismo a los judíos, lo malo es que Pol Pot y muchos altos dirigentes han fallecido ya, pero hay miles que no han fallecido y siguen en libertad. Con esto, con la apertura del juicio a los despiadados Jemeres Rojos, los camboyanos confían en que se haga justicia.

Así para finalizar espero que los juicios lleguen a buen término en Camboya y se descubra todos los horrores y crímenes que cometieron los jemeres rojos, ya que es increíble que la comunidad internacional hasta pasados una década del fin de este régimen no se diera cuenta de todo lo que pasó realmente en este país del Sudeste asiático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: