Violadores no rehabilitados salen sin apenas control

Las informaciones que se han vertido al respecto hacen referencia al caso de Alejandro Martínez Singul, un violador en serie que al salir de la cárcel ha vuelto a ser imputado por dos nuevos intentos de agresión sexual. Por ello se requiere una nueva medida para controlar la libertad de este tipo de presos. Sin embargo Consejo General del Poder Judicial ha declarado que “la medida será ajustada siempre que se aplique a alguien que no ha disfrutado de libertad condicional o un régimen de tercer grado. Pero lo que no es factible es que esa libertad vigilada suponga un retroceso en la situación y libertades de la persona a la que se aplica”.

Muchos son los temas que se ponen en tela de juicio aquí. Primero es que una persona ha cometido esa serie de hechos a mi parecer, nunca podrá rehabilitarse. Es muy difícil sino imposible cambiar la naturaleza de una persona con unas cuentas sesiones de terapia, por lo que estos individuos no están preparados para salir a la calle. Si con todo eso se les concede la libertad lo mínimo que se debe hacer por parte de las autoridades competentes sería asegurarse de que esas personas, propensas a ese tipo de delito, no vuelvan a actuar de nuevo.

De  nuevo se pone en tela de juicio la eficacia de nuestro sistema constitucional. Y es que un violador reitere los mismos hechos por los que ha sido imputada una, y hasta dos veces, creo que representa una de las mayores vergüenzas que puede acarrear nuestro sistema penal y judicial. Cuando aparecen esas noticias en la televisión espero que aquellos que tuvieron la decisión de la absolución de cualquiera de estos individuos, la próxima recapaciten un poco más y se piensen dos veces si dejar libre a un violador “reformado”.

Ahora se pide una reforma inmediata del Código Penal para asegurar la seguridad de las personas mediante la libertad vigilada y el seguimiento telemático. Aunque es cierto que no se puede obligar a todos a llevar una pulsera telemática para controlarles, más valdría fabricar más aparatos y prevenir lo que pueda suceder que lamentar lo que a menudo ocurre: reincidencia de violadores. Pero además también se podría ayudar con agentes que se encargarán de esa vigilancia para informar del seguimiento de esos violadores en libertad. Entonces ¿libertad con riesgo de reincidencia o estancia en la cárcel?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: